Las orientaciones de la Unión Europea insisten en “la necesidad de la adquisición de las competencias clave por parte de la ciudadanía como condición indispensable para lograr que los individuos alcancen un pleno desarrollo personal, social y profesional que se ajuste a las demandas de un mundo globalizado y haga posible el desarrollo económico, vinculado al conocimiento”.

La actual ley educativa (LOMCE) se ajusta al marco de referencia europeo modificando las anteriores ocho competencias básicas que pasan a ser siete y a denominarsecompetencias clave.

Una de las competencias clave que en Andalucía se desarrolla de manera específica es la “Competencia en Comunicación Lingüística”.

A partir del año 2008, la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía realizó una propuesta teóricamente fundamentada y un valor práctico bien asentado en las experiencias de los centros educativos andaluces. Esta propuesta tomó cuerpo a través de las publicaciones sobre Currículum Integrado de las Lenguas y el Proyecto Lingüístico de Centro (en adelante, PLC).

El programa Proyecto Lingüístico de Centro (PLC) posee como objetivo fundamental impulsar y apoyar la puesta en marcha en los centros educativos de un proyecto global para la mejora de la competencia en comunicación lingüística en los que participe el profesorado de las distintas áreas y materias.

Así, las principales líneas propias de un PLC giran en torno  a la mejora de la competencia comunicativa del alumnado desde distintos ámbitos de actuación: regulación de aspectos normativos relacionados con los usos lingüísticos en el centro, tratamiento de la diversidad lingüística, medidas de coordinación y apoyo al plurilingüismo, elaboración de un plan de mejora de la competencia en comunicación lingüística en lengua materna (lectura, escritura y oralidad) y diseño del plan lector y del plan de uso de la biblioteca escolar del centro.

Actualmente, me encuentro llevando a cabo mi labor como docente en un centro bilingüe de nueva creación de una localidad cercana a Sevilla que participa, desde hace varios años, en el programa PLC.

En 2º de Educación Primaria, he desarrollado una metodología encaminada al desarrollo de la Competencia en Comunicación Lingüística en todas las áreas. Además, en CCL, asignatura específica con cuatro sesiones semanales, trato de trabajar de manera más intensa esta competencia clave, centrándome sobre todo en la expresión y comprensión oral.

Al llegar al centro educativo el pasado octubre, me encontré con una serie de dificultades a la hora de desarrollar actividades para trabajar la expresión oral y escrita en CCL con mi alumnado.

Por este motivo, este apartado pretendo que sirva de guía para todas aquellas personas que, al igual que yo, se encuentren sumergidas en un mar de dudas sobre como crear actividades específicas de CCL.